Martes, 14 de Abril de 2020 00:00

Consecuencias del Covid-19 en la industria financiera

El profesor del DCS y experto en Gestión de Riesgos, Auditoría y Compliance, Esteban Olivares, en las siguientes líneas aborda el riesgo operacional en la industria financiera, a causa de la crisis sanitaria que ha dejado el brote de Covid-19.

¿La pandemia provocada por el Covid-19 está considerada como un riesgo operacional para las organizaciones?
R- Si consideramos la definición de riesgo operacional1 incluida en el acuerdo de Basilea III, efectivamente una pandemia se considera como un evento de riesgo operacional. Una pandemia con este alcance y los impactos que se están observando, no es algo que veamos con frecuencia y, por lo tanto, no estamos entrenados para identificar los impactos financieros que esta enfermedad va dejando también en las empresas del sector.

Ante este escenario, ¿qué aspectos deben considerarse como pérdidas?
R- La organización ORX2 , cuyo rol considera la recopilación de eventos de riesgo operacional de empresas financieras de todo el mundo, ha dado algunas pautas respecto de que conceptos habría que incluir en la base de pérdidas y cuales deberían excluirse.
De manera inicial, ORX recomienda que las organizaciones se hagan la siguiente pregunta: ¿Se habría experimentado el impacto sin la pandemia? Si la respuesta es no, habría que incluir el impacto en las bases de pérdidas por riesgo operacional y sus respectivos informes de gestión. Entre ellos, deben considerar los siguientes conceptos:

– Teletrabajo: Costos únicos de equipos y servicios adicionales para trabajo desde casa, requeridos específicamente como resultado de la pandemia, y no como parte de una actualización de rutina del equipo.

– Costos de limpieza: Aquellos atribuibles a la pandemia, como el de la limpieza profunda de edificios, cuyo personal ha dado positivo para Covid-19.

– Costos de construcción: Costos adicionales inmediatos de cierre de edificios, causados por la pandemia. Por ejemplo, el costo de seguridad adicional.

– Operaciones Financieras: Pérdidas de operaciones existentes no ejecutadas o liquidadas adecuadamente, debido a la interrupción en las operaciones por el Covid-19.

– Consultores: Costos de consultores externos y pagos especiales. Por ejemplo, el recargo para los empleados que deben ir a la oficina. Solo se consideran los que tienen directa relación con la pandemia.

¿Cuáles son las exclusiones específicas?
R- Los conceptos que inicialmente se han señalado como pérdidas y que no deben considerarse en las bases de eventos de riesgo operacional son:

– Suspensión o disminución de tarifas o comisiones, y la postergación de cuotas de créditos: Estos hechos se consideran un gesto de buena voluntad de parte de las empresas para los clientes y no una pérdida en sí.

– Disminución de ingresos: Si una entidad genera menos ingresos debido a la recesión económica, que es causada por la pandemia, se considera un cambio de escenario a largo plazo en el entorno de la empresa, por lo que representaría un costo de oportunidad y no una pérdida.

– Salarios del personal: Si la organización continúa pagando al personal que no trabaja y no puede hacerlo desde su casa, porque tomó la decisión de cerrar una sucursal esto no se asume como pérdida.

¿Qué otros riesgos podrían generar impacto en las organizaciones financieras?
R- ORX entrega indicaciones y sugerencias, respecto de otras áreas y procesos que se están analizando y discutiendo. Estas áreas incluyen los impactos de las personas, como el pago por enfermedad: el impacto en las operaciones, a causa de los costos administrativos de entregar facilidades en créditos o exenciones de comisiones, y aquellos que tienen que ver con el área logística, incluidos los costos de viajes y eventos cancelados.
Otros también, que prontamente deberían entrar en la discusión son los impactos indirectos, como el aumento de la incidencia de ciberataques, fraudes y errores de proceso.

¿Cómo las organizaciones podrían evitar estos riesgos?

R- Las organizaciones deberían considerar que aunque no es posible evitar estos eventos, sí es posible estar mejor preparados. Gestionar los riesgos no significa siempre evitarlos si no que también significa sobrellevarlos adecuadamente, y de seguro quienes estaban mejor preparados, lo están haciendo.


1 El riesgo operacional se define como el riesgo de pérdida debido a la inadecuación o a fallos de los procesos, el personal y los sistemas internos o bien a causa de acontecimientos externos. Esta definición incluye el riesgo legal1, pero excluye el riesgo estratégico y el de reputación.
2 ORX es la asociación de riesgo operacional más grande en el sector de servicios financieros. Desde 2002, ha desarrollado una comunidad global de instituciones financieras comprometidas con la mejora de la gestión y la medición del riesgo operacional.