Lunes, 10 de Junio de 2019 17:00

Por tercera vez consecutiva, se realizó en la FEN la IV edición del Congreso Internacional de Seguridad del Paciente

Más de 12 destacados expositores participaron de la jornada que se llevó a cabo entre los días 6 y 7 junio.

El Centro de Control de Gestión (CCG) del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información (DCS), representado por su directora, Verónica Fuentes, junto a la Fundación para la Seguridad del Paciente, dirigida por su director, el Dr. Hugo Guajardo, realizaron la IV edición del Congreso Internacional de Seguridad del Paciente, encuentro en el que se presentaron resultados de investigaciones internacionales, nacionales y estrategias que se están llevando a cabo en Chile y el mundo para garantizar la seguridad del paciente.

En la jornada inaugural, la directora del CCG, indicó que “nos alegra mucho ver cómo tantos y diversos tipos de profesionales, tanto en salud como de áreas de gestión muestran su interés en mejorar progresivamente la calidad de la salud, apuntando a generar un ambiente en que la probabilidad de que un evento que pueda producir un daño sea mínimo”.

Agregó que “como CCG estamos muy comprometidos en los temas de gestión de salud, gestión de la calidad y seguridad del paciente, teniendo a varios de nuestros miembros investigando en estas áreas, en las cuales me incluyo”.

A este encuentro internacional, también asistió el Superintendente de Salud (s), Patricio Fernández, quien en su intervención señaló que “nos encontramos en una posición, en la cual tenemos que dar un salto como país. Eso implica un tremendo desafío, para el que tenemos que estar todos: sector público, sector privado y la academia. Necesitamos pavimentar hacia dónde queremos ir, teniendo presente al paciente en el centro de todo”.

Añadió que “tenemos grandes desafíos y uno de ellos es el trabajo conjunto entre el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud para los nuevos estándares de calidad”.

Congreso internacional

Procesos de acreditación, certificaciones de calidad, seguridad del paciente en atención domiciliaria, factores humanos en la seguridad del paciente, métricas de desempeño clínico, seguridad del paciente en atención primaria, eventos adversos en la calidad y seguridad del paciente, fueron algunos de los temas abordados por más de 12 expositores, provenientes de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Uruguay y México.

Entre ellos, destacó la participación de Peter Lachmann, CEO de The International Society for Quality in HealthCare (ISQua), quien habló sobre el sistema de acreditación que promueve esta institución internacional. Esta organización surgió en 1985 con el objetivo de “promover la calidad y la seguridad en la atención médica a través de la cooperación y colaboración internacional”.

El también médico pediatra indicó que la organización asegura que existan estándares de calidad: “Siempre ha estado ahí el tema, sólo que hoy se descubrió que es importante”, dijo. Durante su intervención, explicó además, cómo funciona el proceso de acreditación, en base a los países asociados e indicó que es importante ver cómo se planifica la calidad; determinando los controles de calidad y midiéndolos. En resumen, dijo que “se debe gestionar la calidad y seguridad para mejorarla”.

En tanto, la profesora del DCS, Liliana Neriz, expuso su artículo Gravedad, frecuencia y detectabilidad de eventos adversos: situación de la calidad y seguridad clínica en los hospitales chilenos, en el que está trabajando en conjunto con los académicos del departamento Alicia Núñez, Verónica Fuentes, Ricardo Mateo, quien también es profesor de la Universidad de Navarra, y Francisco Ramis.

En el artículo, se señala que “conocer la situación de eventos adversos en los hospitales chilenos permite diagnosticar la tipología y características de los mismos, facilitando la evaluación de prototipos de inteligencia artificial”. Por ello, el objetivo del trabajo es buscar una solución al primer problema de calidad y seguridad clínica, mediante un prototipo de inteligencia artificial.

Para el análisis, los investigadores enviaron una encuesta a 96 hospitales con más de 100 camas en el país. Los resultados revelaron 12 problemas prioritarios: Comunicación interprofesional ineficaz; escaso cumplimiento de guías clínicas  y/o protocolos; incorrecta higiene de manos de los profesionales sanitarios; resistencia a los antimicrobianos, debido a un uso inapropiado de los antibióticos; errores de medicación que ocurren en la transición de pacientes entre instituciones; falta de liderazgo para abordar problemas de seguridad que se repiten con frecuencia; escasa participación de los pacientes y sus familias en la seguridad; eventos adversos causados por medicamentos; escasa notificación de incidentes y/o eventos; lesiones por caídas de pacientes; manejo y uso inseguro de los medicamentos de alto riesgo; y retraso en la atención médica.

Testimonio

Como todos los años, la Fundación para la Seguridad del Paciente quiso incorporar la experiencia vivida de un paciente en el ámbito médico. En esta oportunidad, Aurora López, carabinera en retiro y comunicadora social, expuso ante los asistentes su historia médica, la que incluye más de 29 cirugías en su columna vertebral e innumerables hospitalizaciones a las que ha estado expuesta, tras sufrir una caída que le complicó su estado de salud. Desde ese momento, comenzaron sus continuas entradas y salidas a los hospitales. “Pienso que la relación con los médicos con muy pocas excepciones ha sido dolorosa, porque he visto en ellos frialdad”, señaló.

López indicó que el mensaje que busca entregar con su testimonio es que los médicos “sean humanos, sean sensibles, que el cuerpo de los pacientes no es una morgue. Somos seres humanos, que tenemos sentimientos, que queremos cariño y queremos que nos escuchen. Sensibilizarse es la palabra, que todos entiendan eso”.

Agregó que considera que este tipo de iniciativas e instancias generada por la fundación son “maravillosas”, porque le permite a ella trabajar para que “ningún paciente pasé por lo que yo viví”.