Lunes, 14 de Enero de 2019 13:15

Directora de la Escuela de Sistemas de Información y Auditoría de la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile, Verónica Pizarro:

“Por mi vocación a la docencia, hoy creo firmemente que fue un tremendo acierto estudiar Contabilidad”

A cuatro meses de asumir la dirección de la Escuela de Sistemas de Información y Auditoría de la FEN, y en el marco del aniversario Nº 60 de la carrera de Contador Auditor, la académica del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información, Verónica Pizarro, conversa en esta entrevista sobre su vocación docente, la evolución de la carrera, el rol de los docentes en la formación de los profesionales y su llegada a la Escuela.

Vinculada a la academia desde sus primeras ayudantías en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y en la Universidad Adolfo Ibáñez de la sede Viña del Mar, Verónica Pizarro asumió como Directora de la Escuela de Sistemas de Información y Auditoría en agosto pasado, en un momento que describe como “importante, respecto al género y la diversidad sexual”. Y es que el 15 de mayo las alumnas de la FEN se sumaron a la ola de tomas feministas generadas en distintos establecimientos del país, concentrando sus principales demandas en la igualdad de género, educación no sexista, protocolos de abuso y acoso sexual.

Iniciando su formación en el Instituto Superior de Comercio ‘‘Francisco Araya Bennett’’ de la V región, la Doctora en Ciencias Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid y Contador Auditor de la PUCV cuenta además con perfeccionamiento docente en utilización de Metodologías Activas en Educación Superior de las Universidades de Harvard y Babson College, en Estados Unidos.

Dentro del ámbito privado en que se ha desarrollado profesionalmente, ha desempeñado funciones en empresas como la Compañía Sudamericana de Vapores (hoy Hapag-Lloyd), Southern Ship Management y Kenrick y Compañía S.A. También, fue perito líder del área Contable-Financiera en La Polar, Curauma y Euroamérica y ha impartido asesorías y capacitaciones a diferentes emprendedores.

Sumado a su trabajo en las salas de clases, entre sus actividades de gestión en la facultad, destaca su labor como directora del magíster en Contabilidad desde 2017 hasta junio de 2018, posición que debió dejar para encargarse de la dirección de la Escuela.

¿Cuáles son los principales desafíos para la Escuela en los próximos años?
R- Nuestro camino y misión como Escuela es formar a los estudiantes en un ambiente de diversidad y excelencia, y para eso debemos preocuparnos de generar todos los espacios e iniciativas para que esto sea posible. El desafío es tener una mirada centrada en el estudiante y focalizar todo nuestro esfuerzo en su crecimiento y bienestar.

-¿Qué la motivó a continuar en la academia y no dedicarse a trabajar en una empresa?
R- La razón es mi vocación a la docencia. Creo firmemente que fue un tremendo acierto estudiar Contabilidad, porque me ha permitido dedicarme a la docencia en un área que en su momento requería de más expertos en la materia.

-Sobre la disciplina contable, ¿cuál cree usted es la importancia de la carrera?
R- Los contadores somos los encargados de dar fe de la salud de las empresas y, a su vez, aportar en la gestión de las organizaciones. Esta carrera entrega todas las herramientas y competencias para que ello sea posible, dándole además, un énfasis a la ética con el objetivo de entregar al mercado profesionales de excelencia, que aporten al desarrollo y crecimiento de la organización y del país.

-¿Cuál ha sido el rol de las universidades en la formación de esta disciplina?
R- Las universidades son la base y las que entregarán al estudiante las herramientas y pilares fundamentales para su formación. En este sentido, las instituciones que se dedican a enseñar y formar en esta disciplina han sido bastantes visionarias. Antes el contador solo generaba los números, pero hoy cuenta con los conocimientos disciplinares y técnicos para analizar la información financiera y ser parte de la toma de decisiones en la gestión de la organización.

-Respecto al ejercicio de la profesión, ¿cómo es la relación de la ética con casos de fraude?
R- Creo que nuestra facultad ha avanzado mucho en este tema, observando el tema e implementando metodologías que permiten que el estudiante se involucre desde los primeros años con el ejercicio responsable de su profesión. Es por esto que es fundamental que formemos estudiantes desde los valores y la responsabilidad de la profesión, porque la sociedad muchas veces se pone laxa en estos temas.

-¿Por qué estudiar la carrera de Contador Auditor en la FEN?
R- Cada universidad tiene su sello. Nuestra facultad es un lugar en el que se vive la diversidad y la visión global. Funcionarios, docentes y autoridades estamos constantemente mirando nuestros principios y valores, y por eso los trasmitimos.