Martes, 18 de Diciembre de 2018 12:00

Conferencia organizada por el CTI abordó la nueva tendencia de informes financieros y de sustentabilidad: Los reportes integrados

Durante la charla, el académico José Navarrete expuso sobre el origen e importancia de los reportes integrados, sus beneficios, las críticas que existen sobre éste y sus desafíos.

Reporting integrado: el futuro en la información empresarial se tituló la conferencia del Centro de Contabilidad y Transparencia Informativa (CTI) del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información, que fue dictada por el director de la carrera de Ingeniería en Administración de Empresas de la Universidad Andrés Bello, sede Concepción, José Navarrete.

Durante la charla, que se realizó el pasado 13 de diciembre, el académico expuso sobre el origen e importancia de los reportes integrados, sus beneficios, las críticas que existen sobre éste y sus desafíos.

Manifestó que en el escenario actual en que están insertas las organizaciones se ha generado la necesidad de elaborar los reportes integrados, debido a que existe una mayor demanda de transparencia por parte de los usuarios de la información financiera; ha aumentado la complejidad de los modelos de negocios de las organizaciones, adquiriendo una mayor importancia hoy en día los activos intangibles –el conocimiento e innovación– como generadores de beneficios para las compañías; así como también la relevancia que han ido teniendo los aspectos cualitativos de las compañías y la importancia de la inclusión del concepto de Responsabilidad Social Corporativa.

El reporte integrado responde a estos nuevos requerimientos de información, puesto que los elementos antes mencionados son difíciles de medir en los estados financieros tradicionales, manifestó.

Este tipo de informes contiene “una comunicación concisa acerca de cómo la estrategia de una organización, su gobierno corporativo, desempeño y perspectivas –en el contexto de su entorno externo–, la conducen a crear valor en el corto, medio y largo plazo”, dijo.

El académico agregó que, a diferencia de las memorias de sustentabilidad, estos reportes “cohesionan aspectos financieros, económicos, gobiernos corporativos y sociales de una empresa; así como también brindan información sobre perspectivas y análisis estratégico, conectando pasado con futuro”.

Si por ejemplo, en la década de los años 70’ en los reportes solo se incluía información financiera, a partir del año 2000 los informes con información financiera y de sustentabilidad se fusionaron en un reporte anual, llegando a la actualidad a elaborarse los reportes integrados. En Sudamérica, sólo 16 empresas han elaborado este tipo de reportes, de las cuales dos son chilenas.

“Si un inversionista necesita hacerse una idea global del negocio debe conocer todos estos reportes”, para poder tomar decisiones, añadió.

A favor y en contra

Entre los principales beneficios, Navarrete destacó que estos informes promueven creación de valor económico por sobre el mercado, reducen los costos de capital, disminuyen los errores de analistas financieros y se da una positiva relación entre la emisión del reporte y la valorización bursátil.

Sin embargo, agregó que también hay visiones críticas respecto del tema, pues se señala que la sustentabilidad es vista como un costo innecesario por parte de los dueños de las compañías; que existe un valor para el accionista y no la sociedad; así como también que las empresas emiten versiones propias de estos informes solo con el fin de cumplir y no como un compromiso de la organización.

Por lo mismo, destacó que se debe aumentar la credibilidad de este tipo de información. “Dada la necesidad de los directivos de pensar en términos estratégicos, se visualiza un alto potencial en el reporte integrado”, puntualizó.