Miércoles, 31 de Octubre de 2018 18:00

Conferencia organizada por el CTI abordó el rol de la profesión contable y su relación con la ética empresarial

El profesor Leonardo Torres dijo que la afectación de la información por la manipulación u omisión en la elaboración de los estados financieros es el punto de inflexión a partir del cual la Ética y la Contabilidad deben ser sometidas a un escrutinio por parte de la academia.

¿Qué es la ética? y ¿cómo instalarla en la práctica en un escenario de cambio paradigmático? Fueron las interrogantes que el profesor del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información, Leonardo Torres, respondió al inicio de la conferencia Una reflexión crítica entorno a la profesión de Contador Auditor y su relación con la ética empresarial, la delgada línea entre el cumplimiento legal y las malas prácticas, que se realizó el pasado 30 de octubre en el marco del Ciclo de Charlas que organiza el Centro de Contabilidad y Transparencia Informativa (CTI).

El profesor Torres habló de lo importante que es el proceso de la elaboración de la información financiera por parte de los profesionales encargados de hacerlo, ya que ésta es utilizada para la toma de decisiones de inversión de los acreedores, prestamistas e inversores actuales o potenciales de la organización.

“Cuando la información proporcionada por la Contabilidad es afectada por manipulación u omisión, con el propósito de alterar las decisiones de los usuarios, se puede hablar de fraude a los estados financieros”, dijo.

Y agregó que “este es el punto de inflexión a partir del cual la Ética y la Contabilidad deben ser sometidas a un escrutinio por parte de la academia. Me complica que los académicos no alcemos la voz y tengamos un mayor compromiso con el tema”.

Pero, ¿cómo detectar un posible escenario de fraude? El académico señaló que para que se configure el ilícito se deben presentar cuatro características: incentivos, oportunidad, capacidad y racionalización. A esto se denomina el diamante del fraude.

Respecto de los incentivos, el profesor indicó que “es importante destacar que quienes han cometido fraude son personas que han recibido la responsabilidad de administrar una gran entidad, tales como los CEO, CFO, Directores de Empresas, entre otros”. En relación a la oportunidad, mencionó que la Contabilidad financiera ofrece un abanico de opciones para distorsionar la información, como es el caso de la presentación de pérdida de crédito esperada, capitalización de costos de préstamos, pasivos contingentes, entre otros.

En cuanto a la capacidad y racionalización dijo que quien realiza el fraude cuenta con los conocimientos técnicos y profesionales para hacerlo, y busca encontrar justificación en su actuación. Puso como ejemplo a Juan Pablo Dávila y Pablo Alcalde, en los casos de Codelco y La Polar.

El profesor señaló que una de las claves para evitar que ocurra este tipo de situaciones es estar siempre alerta a lo que ocurre en el entorno. “La prensa en este caso juega un rol fundamental al develar información que no siempre busca ser dada a conocer”, agregó.

Un aspecto muy importante que las organizaciones deben considerar es la actualización de la normativa y los riesgos que surgen de la Contabilidad creativa. En este aspecto, destacó la aprobación en 2017 de un nuevo Código de Ética de la profesión el que incorpora mejoras estructurales.

El profesor dijo que una mejora sustancial que trae es la que tiene que ver con “el concepto de NOCLAR; tiempos prolongados de trabajos con el cliente de auditoría o aseguramiento; cambios a la preparación y presentación de información y presión para incumplir los principios fundamentales”, manifestó.

También, mencionó que debe existir una amplia discusión en las salas de clases respecto de este tema y desarrollar habilidades blandas en los futuros profesionales, privilegiando su pensamiento crítico.

De manera inédita, en esta ocasión, también participó como expositor el periodista Sergio Jara, quien se ha desempeñado como reportero en el área económica y financiera de diversos medios de comunicación y es autor del libro “Piñera y los leones de Sanhattan: Crónica del auge de la élite financiera chilena”. El también profesor de periodismo económico de la Universidad de Chile entregó una mirada desde el periodismo de investigación.

Durante su intervención, Jara habló sobre el proceso de elaboración de su libro y entregó recomendaciones a los contadores auditores, señalándoles que siempre hay una persona que puede estar observándolos, viendo sus conductas impropias, grabando o extrayendo información, por lo que deben tener claro que sus acciones les pueden jugar en contra. Destacó que el trabajo que realizan es sometido al escrutinio público.